480249462_640

El Tour de Mont Aigoual

IMG_20150310_194433No es para nada fácil explicarlo, ni siquiera a aquellas personas que no piensan que todos van dopados o que son un peligro tanto para los coches como para los peatones y que debería de estar prohibida su circulación por las carreteras.

A veces uno mismo se lo pregunta, si eso que uno piensa es una buena idea. No solamente cuando te encuentras a varios kilómetros de coronar ese puerto que parecía era un reto accesible y que un momento después intuyes que te van a faltar piñones.

El ciclista, más que un libro, es una especie de homenaje y reconocimiento a un deporte y una actitud que ha sido injustamente tratada por la literatura en comparación con otros deportes de pelota.

El autor del mismo fue ciclista, y eso se nota tanto en la simplicidad de las formas, como en la complejidad de los hechos. Solamente alguien que realmente intento ganar el Tour de Mont Aigual puede adentrarse con esa precisión en la mente de un ciclista que decide atacar a mas de 100 kms de meta y justificar esa decisión en los acontecimientos que le han acaecido en la vida hasta forjar ese carácter tan singular.

Estamos en el ciclismo de 1978. Un deporte que apenas evolucionó desde la primera carrera celebrada en 1868. Luego llegó Bernard Tapie con sus pedales automáticos, sus pulsometros y sus atuendos inspirados en Mondrian y todo cambió.

El relato que nos ofrece Tim Krabee nos sumerge en el mundo del ciclismo tal y como cautivo a sus mas fieles admiradores. Desde la descripción de la carrera y el perfil, a la elección del desarrollo y los alimentos que le va a demandar ese cuerpo tan poco entrenado, pero que derrocha motivación y un espíritu de sacrificio propio del ciclista.

A lo largo de 150 kilometros y paginas elabora una historia  preciosa sobre una carrera preciosa. Es tierna pero dura, compleja pero amena, y antes de llegar al kilómetro 1 ya sabemos qué rivales son los que vamos a tener en cuenta a la hora de vigilar su rueda. Cada lance de carrera va acompañado por una experiencia vital que ha llevado a Tim en convertirse en lo que es y en entender porque el gran objetivo por el que lleva toda la vida preparándose es ganar el Tour de Moint Agual.

A lo mejor en lugar de intentar explicar a todas esas personas porque en bicicleta se vive mejor, y gastar esa energía que seguramente la necesitemos para coronar un puerto de entidad, deberíamos de recomendar este relato que es como la vida pero sin las reglas sociales  que hacen que cuando veas a alguien tirado en el suelo tengas que tenderle la mano en lugar de atacar

“Jamas podría hacerle entender que no me he metido en ciclismo porque quiera delgazar, porque me horrorice cumplir los treinta, porque me haya desilusionado de la vida de los bares, porque quiera escribir este libro o por cualquier otra razón, sino única y exclusivamente porque quiero correr en bicicleta” 

Leave a Reply